Análisis de la mochila portabebés Manduca

La mochila portabebés Manduca es, sin lugar a dudas, una de las mochilas ergonómicas más conocidas en España y con mayor trayectoria en nuestro mercado. A día de hoy sigue siendo líder en ventas y son muchísimos los padres que la escogen para llevar a sus hijos. Es más, son muchos los que piensan que es la mejor mochila ergonómica.

En este análisis vamos a mostrar cuáles son sus puntos fuertes y aquellos en los que podría mejorar, por lo que veremos si su buena fama es merecida.

 

PRESENTACIÓN

La Manduca viene presentada en un maletín de cartón. No es una presentación tan vistosa como la de otras mochilas y quizá sea algo grande en comparación con otras marcas, pero no desmerece el producto.

Caja de la mochila portabebés Manduca

Una vez abrimos el maletín, nos encontramos la mochila correctamente doblada y cerrada con sus broches, de forma que puede apreciarse el logotipo bordado en su parte superior. Las instrucciones se encuentran también dentro de la caja.

Presentacion de la mochila portabebés Manduca

El color que he elegido ha sido el azul turquesa, también llamado petrol. Es un azul verdoso o un verde azulado, según cómo le de la luz. Es un tono que a mi me gusta especialmente y no es frecuente encontrarlo en portabebés. Ciertamente limita un tanto la elección de la ropa si es que se quiere no desentonar, pero por otra parte destaca especialmente en una mochila que, de otra forma, podría resultar algo sosa por carecer de adornos o estampados.

La elección del color no es sencilla pues los colores de Manduca, siendo bastante básicos, son todos muy bonitos, vivos y elegantes: el marrón tiene un tono chocolate muy acertado, el azul marino es intenso sin confundirse con el negro, el sand es un tono beige arena elegante y sencillo, el rojo es alegre sin ser chillón…

El exterior de la mochila está realizado en algodón y cáñamo. Esta mezcla le confiere mayor resistencia pero a cambio pierde en suavidad. La parte exterior de la mochila no resulta tan amorosa como otras mochilas que hemos probado. La parte interior de la mochila, realizada en algodón 100%, sí que resulta muy suave.

El logotipo de la marca Manduca está bordado en la parte superior de la mochila, algo novedoso con respecto a modelos anteriores a 2012. El bordado queda muy bien, la mochila ha ganado con el cambio.

 

AJUSTE DE LA MOCHILA MANDUCA

Uno de los puntos fuertes de la mochila portabebés Manduca es su adaptabilidad. La mochila permite un ajuste perfecto.

Los tirantes pueden ajustarse en dos puntos: un ajuste está a los lados de la mochila, bajo las axilas, y otro en la zona de la clavícula. Esto permite ajustar la mochila perfectamente incluso a los papás más pequeños, como es mi caso. Encontramos especialmente útil el ajuste de la zona superior, pues permite reducir el tirante y acercar más al bebé, dejándole correctamente pegado al porteador, mejorando la sujección de la parte superior de su espalda en comparación, por ejemplo, con la mochila Boba Carrier 4G.

Los tirantes no están fijos sino que se pueden soltar, de modo que podemos cruzarlos en nuestra espalda en lugar de llevarlos de la forma tradicional. Además, esto permite que podamos llevar la mochila a la cadera.

Hemos dedicado una entrada de este blog específicamente al ajuste de los tirantes de la mochila Manduca, con fotografías incluídas, para que veáis hasta qué punto es adaptable la mochila.

El cinturón tiene una gran superficie refozada, lo que en el caso de porteadores de talla pequeña garantiza que casi toda la cintura esté rodeada por el acolchado. Es algo rígido, aunque resulta ligero y se adapta bien.

Manduca cierre del cinturón

El broche del cinturón es un cierre de tres puntos, de modo que aporta una seguridad extra contra una hipotética apertura horizontal pero complica mucho la apertura con una sola mano.

Comprar mochila Manduca

 

USO

Con el uso diario, la Manduca nos ha enamorado, nos ha ido conquistando día a día. Aunque son varias las razones, la principal es que el ajuste tan perfecto que tiene es simplemente maravilloso. Proporciona una sujeción al bebé que está muy próxima a la que se consigue con la mochila portabebés Buzzidil, que por su panel de fular podríamos decir que compite en otra liga (pues, lógicamente, una mochila clásica con panel preformado tiene mucho más difícil adaptarse punto por punto al bebé que una confeccionada con fular).

Resulta muy cómoda tanto delante como a la espalda. El hecho de llevar al bebé mejor ajustado y bien pegado a nosotros se nota, sobre todo cuando van pensando y muy especialmente  en el porteo a la espalda, en el que se nota bastante diferencia con respecto a otras mochilas cuyos tirantes no se pueden acortar en su parte superior (como en la Boba o en la Ergobaby). Y tiene su lógica, pues cuanto más pegado va el niño a nosotros, menos se nota la carga, menos influye en nuestro centro de gravedad y mejor se reparte el peso.

Una prueba importante que considero que deben pasar todas las mochilas es la de aguantar una jornada de varias horas de porteo en la calle, caminando, subiendo escaleras, cogiendo el trasporte público, etc.

Ha pasado la prueba con nota en todas las ocasiones y, de hecho, la Manduca ha resultado la favorita para nuestro porteador masculino.

Manduca porteador masculino y bebé 11 meses

Sin duda, la facilidad con la que se ajusta a todas las complexiones tiene mucho que ver en ello y también lo cómoda que resulta la cinta de la espalda que une los tirantes.

La opción de poder cruzar los tirantes o poder colocar al bebé a la cadera añade versatilidad a la mochila, aunque sean usos más bien pensados para momentos puntuales. No resulta difícil cruzar los tirantes una vez que se le coge el tranquillo, pero las primeras veces sí que requiere un vistazo al manual para tener claro cómo colocarlos para instalar al niño a la cadera.

La mochila Manduca tiene un corte medio-pequeño, es decir, es una mochila más bien estrechita. No obstante, y siempre en función del desarrollo del bebé, se adaptará muy bien al niño al menos hasta los dos años de vida. No olvidemos que tiene un soporte de hasta 20 kilos, esto es, que no hablamos de una cuestión de peso sino de tamaño. En la fotografía podemos ver cómo le queda a un bebé de 22 meses y de complexión pequeña. La mochila ya no le recoge de corva a corva por unos cuantos centímetros pero sigue mantiendo una posición cómoda y saludable.

Manduca con bebé de 22 meses
Manduca con bebé de 22 meses

En cuanto al panel, gracias a la cremallera que incorpora, puede llevarse cerrado, como en la fotografía superior, permitiendo libertad de movimientos al bebé, o bien desplegado para proporcionar un mejor soporte. Esto es útil cuando el bebé se duerme, pues en muchos casos bastará con desplegar el panel para sostenerle mejor sin necesidad siquiera de usar la capucha. Y si llevamos a niños mayores, como en la fotografía interior, el panel desplegado puede alcanzar 40 cm de altura, recogiendo gran parte de su espalda.

En la fotografía podemos observar como le queda la mochila Manduca a un niño de 4 años y unos 15 kilos de peso. Observamos como los muslos sobresalen en gran medida del ancho del panel aunque la ampliación en alto del mismo proporciona un buen soporte a la espalda. En este caso, aunque la mochila podría seguir usándose sería más cómoda y aconsejable una mochila toddler, con unas dimensiones mayores, que permitieran al niño llevar sus muslos mejor recogidos.

Comprar mochila Manduca

 

ACCESORIOS

La mochila portabebés Manduca no destaca por sus accesorios pues, por ejemplo, carece de bolsillos, algo que muchos papás no echarán en falta pero que para otros será un fallo importante.

Nos ha gustado mucho la capucha que incorpora.

Capucha Manduca

Tiene forma trapezoidal, es decir, su base es más estrecha que la parte superior, de modo que sujeta la cabeza del niño perfectamente pero al mismo tiempo deja una mayor apertura a los lados, un detalle que nos parece práctico.

La capucha de la mochila Manduca no se puede quitar. Cuando no se usa se puede recoger en un bolsillo situado en la parte superior de la mochila, que cierra mediante velcros. Como con otras mochilas, hay que plegarla bien para que no abulte en exceso.

El accesorio más destacado de la Manduca, y una de las razones por las que se puede considerar una de las mochilas porta bebés más versátiles del mercado, es su reductor de recién nacido. Se trata de una pieza de tela que va en el interior de la mochila y que permite elevar al recién nacido y mantenerle en la posición fisiológica incluso desde los primeros días de vida, adaptándose a su crecimiento hasta que pueda prescindir de su uso.

Como se aprecia en la foto, la pieza de tela que sirve de reductor en la Manduca se puede plegar sin que abulte nada si no está en uso.

Comparativa ancho del panel Manduca y Ergobaby

Su colocación es muy simple. Con el cinturón de la mochila ya colocado nos sentamos y extendemos la mochila sobre nuestras piernas. Colocamos al bebé sobre el panel, adaptándolo para su parte superior esté a la altura del cuello, más o menos. Veremos que las piernas del niño quedan algo abiertas, de forma natural. El reductor se coloca entre las piernas del niño, igual que haríamos con un pañal. Se abrocha con los clicks de la parte exterior de la mochila y ya podemos elevar el panel. El bebé quedará en posición fisiológica: rodillas más elevadas que el culete, en posición similar a una M. Las piernas del bebé, al principio, irán por dentro de la mochila, y conforme vaya creciendo irán asomando poco a poco.

A falta de recién nacido a quien fotografiar, hemos tomado imágenes con un muñeco de porteo que tiene un tamaño aproximado de 50-51 centímetros, más o menos como un recién nacido.

Manduca con recien nacido en reductor

 

En la foto se aprecia como el reductor eleva al recién nacido unos 5 centímetros, permitiendo no forzar la apertura de sus piernas. Durante el primer mes o mes y medio las piernas irán flexionadas por dentro de la mochila. Con el paso de las semanas será necesario ampliar la altura del panel para poder sostener bien su cabeza y poco a poco sus piernas irán sobresaliendo de la mochila. El reductor puede abrocharse en varios puntos, por lo que se adapta el crecimiento del bebé, hasta que llegue el día en que no lo necesite.

Manduca con bebé recién nacido
Manduca con bebé recién nacido

Aunque no es la mejor opción y siempre será preferible llevar a nuestro bebé recién nacido en una mochila especialmente pensada para usar desde el nacimiento, por ser más adaptables y no presentar el problema de que algunos bebés no soportan tocar con sus pies el interior de la mochila, el reductor incorporado a la Manduca resuelve muy bien la necesidad de adaptar el panel de la mochila y permite un uso más que aceptable de la misma durante los primeros meses de vida. Sin duda alguna, la mochila portabebés Manduca es una muy buena opción para todos aquellos papás que buscan una sola mochila para todo el porteo.

Comprar mochila Manduca

 

DESTACA POR

– Su adaptabilidad. Es sorprendente hasta qué punto los dos ajustes de sus tirantes permiten regular la mochila consiguiendo que se adapte perfectamente al bebé, sosteniéndole muy bien, incluso cuando se ha dormido. El ajuste es perfecto y, por tanto, la comodidad es máxima. Cumple a la perfección la premisa de que un buen portabebés, bien ajustado, debe conseguir que si nos inclinamos el bebé apenas se despegue de nuestro cuerpo.

– Su versatilidad. La mochila Manduca permite llevar al niño delante, a la cadera y detrás. Como los tirantes se pueden separar, permite cruzarlos a nuestro gusto, algo que nos puede proporcionar un confort adicional, por ejemplo si llevamos niños de cierto peso.

– La reducción para recién nacido nos parece más práctico y adaptable que un cojín reductor, como ocurre con Ergobaby, y permite que las familias puedan comprar una mochila Manduca con la intención de invertir en un sólo portabebés que cubra todas sus necesidades desde el primer hasta el último día.

– El tejido exterior de la Manduca parece repeler las manchas y se limpia muy bien con un trapo húmedo o una toallita para bebés. Es una mochila pensada para aguantar mucho trote, que queda impecable tras pasar por la lavadora.

Excelente el acolchado de los bordes del panel, por la zona donde apoyan las piernas del niño. Ofrece un extra de comodidad y evita posibles marcas.

Ocupa muy poco plegada, es muy fácil de doblar y no se arruga.

Amplia variedad de modelos, tanto de la línea básica de Manduca como en la línea de algodón orgánico PureCotton o en ediciones especiales de Manduca.

Excelentes ofertas para comprarla online al mejor precio.

Comprar mochila Manduca

 

PODRÍA MEJORAR

– La parte exterior resulta un poco áspera en la edición básica. En cambio las ediciones limitadas o especiales son muy suaves, el algodón orgánico de Manduca es maravilloso.

– Se echa en falta algún bolsillo, aunque sea para poner unos pañuelos o un móvil.

– Ya que el panel se puede ampliar o acortar en altura, sería estupendo que pudiera hacerse de forma gradual y no tener que optar por llevarlo completamente recogido o completamente desplegado.

– El acolchado del cinturón es algo rígido.

– Sería interesante que se pudiera quitar la capucha, siempre resulta cómodo poder dejarla en el bolso (o incluso en casa) si no la vamos a usar.

 

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS DE LA MOCHILA MANDUCA

Para que tengas todos los datos agrupados de un sólo vistazo, a continuación te mostramos sus características:

  • Pensada para llevar bebés desde 3.5 kg hasta 20 kg.
  • Larga vida útil: desde el nacimiento hasta unos 4 años.
  • Permite el porteo en tres posiciones ergonómicas: delante, a la espalda o a la cadera.
  • Cinturón firme, con forma cónica, que proporciona un muy buen ajuste.
  • Cinturón ajustable desde 82 hasta 144 cm.
  • Tirantes ajustables en múltiples direcciones, para proporcionar un ajuste perfecto.
  • Asiento para el bebé ampliable en alto.
  • Bordes del panel acolchados, para mayor comodidad del bebé.
  • Medidas del panel: 32 cm, 40 cm con la cremallera desplegada.
  • Capucha incluida.
  • Incluye reductor, para llevar bebés que pesan menos de 7 kg.
  • Composición: 100% algodón en su interior, algodón orgánico y cáñamo en su exterior (línea básica).
  • Cierres y broches Duraflex
  • Cremalleras y broches YKK sin níquel.
  • Pesa 600 gramos.

 

COMPRAR MOCHILA MANDUCA

¿Quieres una mochila portabebés Manduca? Para que la adquieras al mejor precio, te recomendamos que aproveches las ofertas de Manduca en Amazon.

Para facilitarte la elección, consulta nuestra comparativa de precios de Manduca.

Comprar mochila Manduca

12 thoughts on “Análisis de la mochila portabebés Manduca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *