Vídeo de instrucciones de Tula Baby Carrier para llevar al bebé delante

Usar una mochila portabebés Tula Baby Carrier es muy sencillo y intuitivo. Nada más coger la mochila ergonómica Tula Baby sabrás cómo ajustarla aunque nunca antes hayas porteado. No obstante, cada mochila se acompaña de un pequeño folleto con instrucciones y fotografías.

Para ayudaros además a tenerlo claro, Tula ha grabado este vídeo que os enseña a usar su mochila portabebés en talla Baby llevando al bebé delante.

En el vídeo se nos explica que las mochilas Tula están disponibles en dos tallas: la talla Baby, que podría usarse desde el nacimiento, y la talla Toddler, pensada para bebés desde los 11 kilos y unos 82 cm de alto (hasta unos 22 kilos).

 

También nos recuerdan los consejos básicos para un porteo seguro:

– Vigilar que las vías respiratorias del bebé siempre estén despejadas, por lo que nunca se debe tapar su carita y hay que asegurarse de que su barbilla no toca el pecho.

Colocar al bebé suficientemente alto como para que podamos darle un besito en la cabeza sin dificultad.

Comprobar que el bebé obtiene un buen soporte con la mochila y que mantiene una posición ergonómica.

 

Colocar al bebé en una mochila Tula Baby es tan sencillo como seguir los siguientes pasos:

1.- Ajustarnos el cinturón en la cintura, pasando el broche a través del elástico (que evitaría que la mochila se abriera del todo si el broche se soltara por accidente) y comprobando que escuchamos “clic” al cerrarlo.

2.- Asegurarnos de que el cinturón nos queda bien pegado al cuerpo, plano en nuestro vientre y centrado.

3.- Colocar al bebé de forma que sus piernas rodeen nuestro cuerpo.

4.- Mientras sujetamos al bebé con un brazo, con el otro subimos el panel y nos pasamos los tirantes por los brazos.

5.- Comprobar que el culete del bebé está bien sentado y centrado en el panel de la mochila.

6.- Cerrar el broche de la cinta que une los tirantes y ajustarlos tirando de las cintas paralelamente a nuestro cuerpo.

 

Para terminar, nos dan unos estupendos consejos que en otras ocasiones ya hemos comentado en nuestro blog:

Probar varias combinaciones de ajuste, ya que los tirantes pueden ajustarse en dos puntos: en la parte superior de la mochila, donde los tirantes se unen con el extremo superior del panel, y debajo de nuestros brazos. A veces un pequeño cambio de ajuste puede suponer un gran cambio en cuanto a comodidad.

Para ajustar las cintas con mayor facilidad podemos levantar el peso del bebé ayudándonos de uno de nuestros brazos.

Colocar la cinta que une los tirantes relativamente baja, de manera que se pueda dibujar de forma imaginaria una H mayúscula.

– A la hora de soltar o abrochar el broche de la mochila, lo alcanzaremos mucho más fácilmente si seguimos este sencillo truco:  aflojar primero los tirantes de la mochila portabebés, con la cinta que la regula debajo de los brazos. Al aflojar los tirantes de la mochila, la cinta que une los tirantes sube, de forma que podemos alcanzar y cerrar el broche sin dificultad. Una vez cerrado, ajustamos de nuevo las tiras de debajo de los brazos, de modo que la cinta baja y quedará colocada a la altura que deseamos (que habremos fijado previamente, antes de ponernos la mochila portabebés). Cuando vayamos a bajar al bebé de nuestra mochila ergonómica haremos lo mismo: primero aflojamos los tirantes para que la cinta suba y así alcanzaremos el broche fácilmente.

 

Esperamos que este vídeo os haya resultado de utilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *