Trucos y consejos para usar tu mochila Emeibaby

La mochila Emeibaby, la única que realmente crece con tu bebé desde el nacimiento y durante varios años, está llena de pequeños detalles que hacen de ella una mochila realmente excepcional.

Si tu bebé es un recién nacido, puedes “fruncir” la parte superior de la mochila gracias a unos cordoncitos que incorpora, para darle más soporte a su cabecita.

Aunque el panel de Emeibaby tiene una anchura mínima muy reducida, puedes hacerlo aún más estrecho con la ayuda de un cordoncito, algo que te vendrá muy bien si tu bebé es muy pequeñito.

Cuando tu bebé alcance unos 4-5 meses de edad, cuando te coloques tu Emeibaby deberás remeter la pieza de tela que encuentras en la parte interior de la mochila entre el cinturón y tu cuerpo. Eso ayudará a que cuando te coloques los tirantes la mochila forme una bolsita de forma automática.

Emeibaby posición ranita de perfil
Emeibaby: posición de ranita recogiendo perfectamente de corva a corva los muslos del bebé

A medida que tu bebé vaya siendo más grande, si necesitas una “ayuda” para mantener la base del panel más ancha, simplemente tienes que anudar los cordoncitos que se encuentran en su parte inferior. Verás que hay dos cordones en el cinturón, uno a cada lado del panel, y dos cordoncitos en la parte inferior del fular, que se corresponden con los de arriba. Tan sólo tendrás que unirlos, el de arriba con el de abajo, primero un lado y luego otro, para ganar un buen trozo de ancho, que permitirá llevar aún mejor a tu bebé más mayorcito.

Emeibaby ampliar panel
Para ayudar a ampliar el panel de la Emeibaby, basta con atar el cordoncito de arriba con el de abajo a cada uno de los lados de la base del panel

 

No te pierdas el estupendo vídeo que Emeibaby ha grabado para enseñarte a sacar el máximo partido a tu mochila, con estos consejos que os hemos explicado y algunos más:

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *