¿Por qué es tan beneficioso portear a tu bebé recién nacido?

Aunque se puede empezar a portear en cualquier etapa del desarrollo de nuestro bebé, siempre insistimos en lo beneficioso que resulta hacerlo desde recién nacido. No sólo hablamos de una experiencia que resulta práctica y cómoda sino, sobre todo, llena de beneficios, tanto para el bebé como para sus padres.

 

Beneficios del porteo para el bebé recién nacido

Para el bebé recién nacido el contacto con su figura de apego es simplemente esencial, tal y como os contamos al hablar de la importancia del contacto en los primeros 1.000 días de existencia.

El hábitat del recién nacido es el cuerpo de su madre: allí se sentirá seguro, regulará mejor su temperatura, su respiración y su ritmo cardiaco, dormirá más y mejor y lactará a demanda.

Podemos mencionar al menos 10 beneficios del porteo para el recién nacido que explican que cada vez se recomiende más por todos los pediatras y se fomente el piel con piel desde el mismo momento en que nacen:

  1. El cuerpo de los padres es la mejor incubadora del mundo: los bebés regulan mejor la temperatura en estrecho contacto con su figura de apego.
  2. Los bebés recién nacidos estabilizan su ritmo cardiaco cuando están en contacto con su mamá.
  3. Los bebés pequeños no pueden regular adecuadamente el estrés, por lo que su fuente de tranquilidad es su figura de apego. El porteo les ayuda a que la transición desde la vida uterina sea más fácil.
  4. Los bebés recién nacidos respiran más cómodos en posición erguida y regulan su respiración mejor si están en contacto estrecho con sus padres.
  5. La lactancia materna a demanda es mucho más fácil de establecer y mantener cuando el bebé tiene libre acceso al pecho.
  6. El porteo contribuye a la maduración neurológica del niño así como al correcto desarrollo del sistema vestibular y del tono muscular.
  7. Los recién nacidos que son porteados con frecuencia tienen una menor incidencia de la plagiocefalia postural y de la displasia de cadera.
  8. Los bebés recién nacidos que son porteados no suelen presentar cólico del lactante ya que regulan mejor el estrés acumulado a lo largo del día y la posición erguida, el calor y el movimiento mejoran las molestias que puedan sentir. Los bebés porteados regurgitan menos y sufren menos si padecen reflujo.
  9. El porteo ayuda a los recién nacidos a establecer un vínculo de apego seguro con sus padres.
  10. Los bebés recién nacidos duermen más y mejor cuando son porteados.

 

Beneficios del porteo del recién nacido para los papás

Llevar a tu bebé recién nacido en una mochila ergonómica, desde el nacimiento, nos parece primordial también para los papás.

Porque, aunque tengamos muy presente que el protagonista del nacimiento es el niño, los papás también nacen al mismo tiempo que su hijo.

Su vida cambia por completo, incluso siendo padres de otros hijos el nacimiento de otro bebé siempre es un nuevo mundo, un nuevo descubrimiento, y todos necesitamos un periodo de adaptación.

Podemos enumerar al menos 10 beneficios que obtienen los papás a través del porteo de su bebé recién nacido:

  1. Utilizar una mochila ergonómica para llevar a tu bebé te permite adaptarte a su nacimiento de forma paulatina.
  2. El porteo favorece la autoestima de los padres ya que les permite atender adecuadamente a su bebé y hacerlo incluso antes de que manifieste cualquier malestar mediante el llanto.
  3. El porteo combate la depresión postparto.
  4. Portear a tu recién nacido pone a tu disposición una herramienta cómoda y práctica para poder desarrollar tu vida diaria con los brazos libres y sin desatender a tu bebé ni a otros hijos que puedas tener.
  5. Dado que los bebés porteados lloran menos y duermen más, la crianza resulta más fácil.
  6. Poder dar el pecho sin sacar al bebé de la mochila permite lactar a demanda, lo que se traduce en un mantenimiento más sencillo de la misma.
  7. Dar el pecho en una mochila ergonómica es fácil, rápido y, además, muy discreto. Te permite hacerlo sin tener que sentarte, incluso mientras caminas.
  8. Lactar con el bebé erguido en su mochila ergonómica permite vaciar la mama desde un ángulo que no es el habitual cuando damos el pecho con el bebé en brazos, por lo que se previenen las obstrucciones y mastitis.
  9. Utilizar una mochila ergonómica te anima a salir a la calle ya que puedes hacerlo con menos trastos y sin miedo, ya que sabes que tu bebé contigo va a estar tranquilo y protegido.
  10. Llevar a tu bebé recién nacido en una mochila ergonómica te permite establecer un vínculo muy profundo con él. De nuevo, esto se traduce en una mejora de la autoestima de los padres, combate la depresión postparto y nos permite conocer mejor a nuestro bebé.

 

En definitiva, portear a tu bebé recién nacido es beneficioso no sólo para él sino también para ti. Una experiencia que ninguna familia debería perderse.

#FelizPorteo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *