Mochilas portamuñecos ¿por qué son un juguete tan especial?

¿Qué son las mochilas portabebés de juguete, también llamadas portamuñecos?

Como padres y como profesionales, amamos la infancia. Por eso, a menudo nos ocurre que nuestro asesoramiento no se limita a ayudaros a elegir la mochila portabebés que mejor se adapta a vosotros, o a acompañaros durante todo el tiempo que dure el porteo, sino que con frecuencia somos coaches de embarazo, maternidad o crianza. Es por esto que para nosotros resultaba importante ofreceros un juguete íntimamente relacionado con el porteo y tan maravilloso como son los portamuñecos.

¿Qué son las mochilas portamuñecos?

Las mochilas de juguete o portamuñecos son réplicas de las mochilas portabebés ergonómicas que tenemos en Kangarunga, pero en tamaño mucho más pequeño.

Están diseñadas para que nuestros hijos pequeños puedan llevar en ellas a sus muñecos o peluches, porteándolos exactamente igual que nosotros hacemos con ellos o con otros hermanitos.

Portamuñecos Ergobaby modelo Marino

 

¿Por qué los portamuñecos son un juguete tan especial?

Los portamuñecos permiten a los niños realizar juego simbólico, es decir, representar situaciones y roles cotidianos, para comprenderlos mejor e integrarlos en su vida. A través del juego simbólico conoce quién es, quiénes forman su entorno y cómo es el mundo en el que vive, además de ser un vehículo fantástico para expresar sentimientos que a veces son complicados de mostrar mediante palabras.

Beneficios de jugar con portamuñecos

Cuando un niño lleva a sus peluches o muñecos en una mochila de juguete:

Incorpora a su vida de una manera absolutamente natural el porteo ergonómico y todo lo que ello implica: la afectividad con el bebé, la necesidad de contacto, la atención a sus necesidades, la conciencia de nuestra naturaleza mamífera…

Aprende el papel de la familia en el cuidado de los más pequeños. En el caso de existir un nuevo hermanito, comprende mejor las necesidades de este bebé y también las de sus papás, que tienen que ocuparse de todos. De este modo, conecta con ellos desde la empatía.

Portear a sus peluches normaliza que sus papás porteen a sus hermanitos pequeños. Si existen celos, el uso de un portamuñecos contribuye a disiparlos. Además, en muchos casos será posible que los papás y el peque lleven una mochila idéntica, ¡muchas marcas han pensado en ello!

Permiten al niño conocer mejor su propio cuerpo ya que cuando porteamos, aunque sea a un peluche, tenemos nuevos límites físicos y debemos tener cuidado al realizar determinadas actividades si queremos cuidar al muñeco que porteamos.

Trastear con una mochila portabebés de juguete es un excelente juego de destreza, coordinación y desarrollo de la motricidad.  Incluso desde un punto de vista práctico, que nuestro hijo sea capaz de llevar sus propios peluches resulta muy cómodo ya que nadie se cansará de llevarlos en brazos, ¡portear es tan cómodo!

 

¿A partir de qué edad pueden usarse las mochilas de juguete o portamuñecos?

Aunque somos partidarios de permitir a los niños explorar los portamuñecos desde muy temprana edad y podrían familiarse con una mochila de juguete desde que se sostengan sentados, para ellos será mucho más cómodo una vez que caminen con estabilidad y soltura. Además, se considera que el juego simbólico aparece en torno a los dos años. Por eso, nosotros las recomendamos desde unos 24 meses (siempre en función del desarrollo de cada niño) en adelante, hasta que el peque quiera.

Portamuñecos Ergobaby Gris Cósmico

En cuanto al ajuste, la mayoría de las mochilas portamuñecos tienen un rango tanto de cinturón como de tirantes muy amplio, pudiendo adaptarse desde muy pequeñitos y hasta bastante mayores.

¿Ya estás decidido? ¡Ahora sólo te falta elegir el portamuñecos para tu peque!

Comprar Mochila Portamuñecos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *