Mochilas portabebés para la montaña

Son muchos los papás que disfrutan de su tiempo libre en la montaña o en otros parajes naturales fuera de la ciudad. Una duda frecuente de las familias más activas con niños pequeños suele ser qué tipo de portabebés necesitan para llevar a sus hijos y si es  necesario comprar una mochila portabebés específica para la montaña y la práctica del senderismo.

Antes de nada, hay que dejar claro que nunca se deben realizar actividades que puedan resultar potencialmente peligrosas mientras se usa un portabebés. Los portabebés están hechos para transportar niños y en ningún caso son elementos de seguridad, por lo que se deben evitar las prácticas de riesgo y pensar siempre en el bienestar de los niños. Si la ruta que hemos pensado puede resultar peligrosa lo mejor sería no llevarla a cabo con un niño en una mochila.

En el mercado existen mochilas portabebés para el trekking, el senderismo y otras actividades al aire libre. Estas mochilas portabebés para montaña habitualmente tienen una estructura metálica considerable, están pensadas para llevar a la espalda con bebés que ya se sostienen sentados y suelen incorporar un toldo, zonas de almacenaje, etc.

Mochila portabebés montaña Deuter
Mochila portabebés de montaña de la marca Deuter

Pueden resultar muy prácticas en muchos casos pero ciertamente sus propias características las hacen voluminosas e inevitablemente desplazan el centro de gravedad del portador al no llevar al niño totalmente pegado al cuerpo de la persona que lo lleva.

Las mochilas portabebés ergonómicas ofrecen una gran versatilidad y comodidad, al permitir llevar al niño bien pegado a nuestro cuerpo en varias posiciones (delante, a la espalda y en algunos casos a la cadera), incluso desde el nacimiento. Aunque cualquiera de ellas (Manduca, Boba, Ergobaby, Pognae…) nos permitiría salir al campo a dar un paseo con nuestros hijos, existen además modelos muy indicados para este tipo de actividades en la naturaleza, como podría ser la mochila portabebés Ergobaby Performance.

Ergobaby Performance modelo Azul

La mochila Ergobaby Performance repele el agua, resulta muy transpirable, no absorbe la humedad, es ligera, flexible y fresca.

Quizá una de las grandes ventajas de las mochilas ergonómicas frente a las mochilas específicas de montaña es que su uso no está limitado a una actividad concreta, de modo que podemos usar nuestro portabebés ergonómico para ir de compras, al mercado, para hacer turismo, recoger a los hermanos del colegio o para realizar una escapada a la naturaleza.

Evidentemente, no disponen de opciones de almacenaje más allá del bolsillo que algunas incorporan, pero sí que permiten, por ejemplo, proteger al niño del sol gracias al uso de la capucha que (casi) todas incorporan.

Cada familia puede decir decidir, una vez bien informados, qué tipo de portabebés les resulta más adecuado a sus necesidades concretas. Nosotros podemos aportar unos cuantos puntos a favor del uso de mochilas ergonómicas, que resumimos a continuación:

– Son muy versátiles, por lo que no limitan su uso a las actividades de montaña.

– Normalmente resultan más económicas y se amortizan más fácilmente.

– Resultan muy cómodas pues no modifican el centro de gravedad del porteador.

– Son fáciles de poner y quitar sin ninguna ayuda.

Comprar mochilas portabebés

One thought on “Mochilas portabebés para la montaña

No se admiten más comentarios