Emeibaby: la mochila que crece con tu bebé

Cuando nos preguntan por qué es tan buena la mochila Emeibaby, qué la hace tan especial, siempre decimos que es la única que verdaderamente crece con tu bebé y se adapta a él como un guante desde el mismo día del nacimiento y hasta el último en que quieras llevarle.

La Emeibaby es una mochila con un panel confeccionado en fular girasol cosido de manera circular, es decir, su panel no está pre-formado sino que, en definitiva, es un fular tejido, con todas sus ventajas. Este hecho, y su ingenioso sistema de ajuste mediante anillas en los laterales, garantiza que la mochila siempre se va adaptar al niño, tenga el tamaño que tenga:

 

– Por un lado, gracias a la adaptabilidad de su panel de fular, siempre recoge correctamente los muslos del niño, de corva a corva, lo que garantiza que se conserva perfectamente la posición de ranita, la posición más sana y cómoda para el niño.

Posición de ranita Emeibaby

 

En otras mochilas, incluso en las pensadas para bebés más grandes, llega un momento en que las corvas del niño superan el ancho de la mochila y, por tanto, los muslos no van recogidos de igual forma. La mochila Boba Carrier 3G incorpora unos estribos para mejorar la comodidad de estos niños grandes que ya han rebasado con creces el año del panel de la mochila, contribuyendo también a conservar esta saludable posición de piernas y caderas.

En la Emeibaby nada de esto es necesario, la tela siempre recoge al niño de corva a corva. En esta foto os mostramos lo bien que conserva la posición de ranita o de “M” un niño de tres años y medio:

Emeibaby con niño grande

 

– Por otro lado, esta adaptabilidad garantiza también que el panel recoge y sostiene la espalda del bebé punto por punto, tanto si es un recién nacido como si es un bebé que camina y prefiere llevar los brazos por fuera. Este soporte es necesario no sólo cuando los bebés son pequeños y no tienen tonicidad muscular para sostenerse sentados; también cuando son más mayores es importante que la mochila les sostenga adecuadamente para evitar que se encorven o tuerzan por ejemplo cuando se quedan dormidos, no sólo por motivos de comodidad o salud postural, también para garantizar que respiran adecuadamente.

 

Sus especiales características convierten a esta mochila en un portabebés único, ¡por eso nos gusta tanto!.

Si queréis saber más sobre ella, no os perdáis nuestro análisis a fondo de la mochila Emeibaby.

12 thoughts on “Emeibaby: la mochila que crece con tu bebé

  1. Hola
    La acabamos de comprar y aunque al ponerle le llega bien la tela de corva a corva, a los 5-10 minutos de ir sentado ya se le ha movido a medio muslo que dándole las rodillas a la misma altura que el culo. Si apretamos más el fular, más a medio muslo aún. Qué hacemos mal? Si las rodillas van a la misma altura es malo? Tiene 28 meses, 11’5 kg y 87 cm.
    Me puedes responder x email por si aquí no lo veo?
    Gracias, espero ayuda

    1. Hola Laura, claro, ¡encantada de echarte una mano! Te voy a mandar un correo para que lo comentemos con más calma y para pedirte que me envíes una foto. Es posible que no hayas anudado los cordoncitos que trae en su base y que ayudan a ampliar el panel cuando los niños son ya grandotes aunque también puede haber otras razones. Te escribo y lo hablamos 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *