¿Cómo colocar y ajustar correctamente la cinta que une los tirantes de tu mochila?

Una duda que nos consultáis con bastante frecuencia es cómo colocar y ajustar correctamente la cinta que une los tirantes de tu mochila portabebés ergonómica. Este elemento es un punto importante a la omora de ir cómodos, pues un mal ajuste o su colocación a una altura demasiado alta o demasiado baja puede hacer, por ejemplo, que se nos caigan los tirantes o que nos duela alguna zona de la espalda.

La cinta que une los tirantes es regulable en todas las mochilas (salvo algunas que no llevan este sistema, por ejemplo, las Marsupi, cuyos tirantes se cruzan), tanto en tensión como en altura. Esto quiere decir que podemos ajustar más o menos la tensión de la cinta, lo que hará que los tirantes queden más juntos o más separados y también podremos regular a qué altura llevamos la cinta, algo que es importante no sólo para nuestra comodidad cuando porteamos con el bebé delante sino también cuando le llevamos detrás. El hecho de que las cintas se puedan regular de estas dos formas nos permite adaptarla a nuestras necesidades en cada momento, por ejemplo si durante un rato porteamos a la espalda y después cambiamos al bebé delante, para darle el pecho por ejemplo.

Dos cuestiones a tener en cuenta para colocarla de forma óptima:

En cuanto a la tensión, es lo que garantiza que los tirantes queden correctamente colocados sobre nuestros hombros y no se deslicen. Si la cinta no está bien ajustada y queda floja, los tirantes se nos irán cayendo, algo que sin lugar a dudas resultará incómodo. Tampoco debemos pasarnos a la hora de dar tensión a la cinta pues nos sentiríamos muy oprimidos. Aunque cada cual tendrá sus gustos, que además variarán en función de la mochila que estemos usando, en general el punto de tensión óptimo es aquel que permite que la cinta esté completamente tensa pero si forzar los tirantes en exceso.

En cuanto a la altura de la cinta, debemos procurar retirarla de la zona de la nuca, pues si la llevamos ahí nos molestará en la zona cervical y la mochila no podrá distribuir el peso correctamente. Si nos colocamos la cinta demasiado baja podríamos ir también muy incómodos, sintiéndonos oprimidos. Lo ideal, en función de nuestras propias sensaciones, es una zona intermedia entre debajo de la nuca y los omoplatos, a la altura de las primeras dorsales.

En esta foto podemos ver una posición cómoda de la cinta de una Ergobaby.

Cinta tirantes mochila ergonómica
Foto que muestra la cinta que une los tirantes en una posición óptima, cortesía de Ergobaby

Si vamos a portear con el bebé a nuestra espalda seguro que querremos bajar la cinta al máximo para no llevarla a la altura de nuestro cuello, sino más hacia nuestro pecho.

Muy a menudo nos consultáis por  cómo llegar a abrochar la cinta que une los tirantes en la espalda cuando lleváis al bebé delante , pues si a priori la colocáis en la posición que os resulta cómoda, luego no sois capaces de alcanzarla con el bebé ya puesto en la mochila portabebés.

TRUCO PARA ALCANZAR LA CINTA QUE UNE LOS TIRANTES

Existe un TRUCO muy sencillo para poder realizar esta operación sin ningún esfuerzo y sin tener que recibir la ayuda de nadie: aflojar primero los tirantes de la mochila portabebés, con la cinta que la regula debajo de los brazos.

Al aflojar los tirantes de la mochila, la cinta que une los tirantes sube, de forma que podemos alcanzar y cerrar el broche sin dificultad. Una vez cerrado, ajustamos de nuevo las tiras de debajo de los brazos, de modo que la cinta baja y quedará colocada a la altura que deseamos (que habremos fijado previamente, antes de ponernos la mochila portabebés).

Cuando vayamos a bajar al bebé de nuestra mochila ergonómica haremos lo mismo: primero aflojamos los tirantes para que la cinta suba y así alcanzaremos el broche fácilmente.ja