Cómo colocar tu mochila portabebés a la espalda

Una pregunta que nos hacéis con cierta frecuencia es cómo colocar al bebé para poder usar la mochila ergonómica a la espalda.

Es una posición muy cómoda, que nos deja totalmente despejada nuestra visión y las manos y brazos completamente libres. Pero es cierto que cuando no has porteado nunca a la espalda podemos tener cierto temor a que el bebé se nos caiga durante la operación por lo que queremos estar seguros de cómo hacerlo de la mejor manera posible.

Lo cierto es que no hay una manera correcta sino muchas formas de colocar a tu bebé en tu espalda. No podemos decir que haya una forma que sea mejor que otra, depende de nuestro gusto personal y de la práctica que tengamos porteando. Poco a poco iremos ganando confianza y cada vez lo haremos más rápido y con mayor sencillez, ¡en muy poco tiempo terminaréis haciéndolo con los ojos cerrados, incluso en marcha mientras nos movemos por la ciudad!. Nuestro bebé, además, pronto conocerá qué es lo que estamos haciendo y en cuanto le cojamos colaborará en su colocación, ¡estará deseando que le pongamos en nuestra espalda!

Las primeras veces es recomendable que nos situemos con una cama o un sofá detrás para darnos seguridad. También podemos contar con ayuda de otra persona si esto nos aporta más confianza. En pocas veces que hayamos colocado a nuestro bebé a la espalda le habremos cogido el truquillo y ya no necesitaremos ningún tipo de ayuda, no tengáis duda de que incluso seréis capaces de poneros al bebé a la espalda sobre la marcha en medio de la calle.

Aquí os mostramos algunos vídeos de distintas marcas que muestran cómo colocar al bebé en la espalda:

Ergobaby sugiere que nos coloquemos al bebé a la cadera, pasemos primero el tirante que nos queda más alejado y a continuación situemos al bebé a la espalda.

 – Boba sugiere que nos coloquemos la mochila a la espalda con un tirante colocado y metiendo el brazo a través del panel cojamos la pierna de nuestro bebé para ayudarle a asentarse antes de colocarle definitivamente en nuestra espalda.

Manduca utiliza una forma a nuestro parecer más sencilla: simplemente colocar la mochila a la espalda, pasar al bebé y a continuación subir el panel y colocarnos los tirantes de la mochila. Os recomendamos inclinarnos hacia delante mientras hacemos este proceso para evitar que el bebé eventualmente pudiera caerse hacia atrás. Probablemente este método aporte menos seguridad a aquellos papás que estén empezando con el porteo a la espalda pero una vez que se adquiere práctica suele ser una de las formas más empleadas ya que es sencilla y rápida. Cómo comentábamos anteriormente, los bebés pronto aprenden lo que se espera de ellos y enseguida aprenden a sujetarse a nuestra espalda mientras nos colocamos la mochila.

Emeibaby nos muestra dos vídeos, uno para principiantes y otro avanzado. En el primer vídeo nos sugiere sentar al bebé con la mochila puesta y nosotros colocarnos delante, también sentados, para realizar la operación sin ninguna posibilidad de que se deslice, para posteriormente levantarnos. En el vídeo avanzado nos sugieren colocar al bebé vientre con vientre y a continuación deslizarlo hacia nuestra espalda simplemente girando al bebé y el cinturón al mismo tiempo.

Y vosotros, ¿de qué manera portéais a la espalda?

One thought on “Cómo colocar tu mochila portabebés a la espalda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *