Análisis mochila portabebés Rose and Rebellion Baby Carrier

La mochila Rose and Rebellion viene directamente desde UK con las premisas de máxima calidad y modelos súper originales y llamativos para convencer a los padres más modernos. ¿Pretty or punk? es una de las preguntas que nos hace la marca, que ofrece estampados para todos los gustos, desde los más dulces hasta los más cañeros.

 

PRESENTACIÓN

La mochila Rose and Rebellion viene presentada en una pequeña caja rectangular. Sorprende el tamaño tan reducido de la caja, algo que ya nos pone de manifiesto lo ligera que es y lo bien que se pliega.

Mochila Rose and Rebellion caja
Caja de la mochila Rose and Rebellion

A través de una pequeña ventanita podemos ver el modelo elegido.

 

AJUSTE

La mochila Rose and Rebellion es una mochila muy fácil de ajustar pues tan sólo tenemos que regularla con las cintas que se encuentran bajo nuestros brazos.

La primera impresión nada más tocar la mochila es muy favorable: la mochila pesa poquísimo, es suave y muy flexible.

Los tirantes tienen un acolchado firme a la vez que esponjoso, muy agradable, de unos 2 cm de ancho.

Rose and Rebellion tirantes
Rose and Rebellion, detalle del acolchado de los tirantes

Gracias al broche que incorporan, los tirantes se pueden desabrochar y configurar a nuestro gusto. Esto nos permitirá cruzarlos a nuestra espalda o colocarnos la mochila a la cadera. Si bien son dos usos que no suelen ser los más habituales en el día a día con una mochila ergonómica, siempre es un punto a su favor tener ese detalle de versatilidad por si en algún momento queremos optar por esas posiciones.

Los tirantes de las mochilas Rose and Rebellion no incluyen ajuste en la zona donde éstos se unen con la parte superior de la mochila (más o menos a la altura de nuestra clavícula si llevamos al bebé delante). Es un detalle que se echa en falta especialmente cuando porteamos a la espalda y/o somos porteadores de pequeño tamaño, pues cuanto más cerca llevemos a nuestro niño más cómodos iremos. No obstante, el ajuste de las Rose and Rebellion es bueno y resultan cómodas igualmente.

La mochila Rose and Rebellion mide unos 34 cm de ancho en su base, medida que disminuye hasta unos 32 cm a lo largo de su panel, recto y poco preformado. Es, por tanto, una mochila de corte medio-pequeño, ideal para usar con bebés desde edades relativamente tempranas (4-6 meses en función de su desarrollo). Como siempre, recomendamos que tengan un buen control de su espalda antes de usar mochilas cuyo panel no se adapta punto por punto y controlar que sus corvas alcancen los bordes del panel para no forzar la apertura de sus piernas.

Mochila Rose and Rebellion delante
Mochila Rose and Rebellion Baby Carrier delante con bebé de 17 meses

En cuanto a la altura, la mochila Rose and Rebellion mide 40 cm en su parte más alta y 36 cm en su parte más baja, puesto que la zona superior está redondeada. Esto la convierte en una mochila alta aunque esto no plantea ningún problema al bebé a la hora de sacar los brazos si lo desea puesto que el panel es muy fino, suave y flexible, no opone ninguna resistencia si el niño quiere llevar los brazos por fuera.

Mochila Rose and Rebellion Baby Carrier a la espalda
Mochila Rose and Rebellion Baby Carrier a la espalda

Su cinturón permite ajustarse desde un mínimo de 70 cm hasta unos 132 cm, por lo que se adapta bien a todo tipo de porteadores, especialmente a los de complexión pequeña, que en otras mochilas tienen problemas para conseguir un buen ajuste.

 

USO

Como comentábamos anteriormente, una de las características por las que destaca la mochila Rose and Rebellion es por lo ligera que resulta. Es realmente agradable colocarla y sentirla tan ligera, como si no lleváramos nada.

Otro de los motivos por los que destaca la mochila es por sus llamativos diseños, que no pasan desapercibidos. Rose and Rebellion ha pensado en todos los gustos y por eso ofrece modelos desde los más dulces hasta los más cañeros, como éste que hemos probado nosotros.

Rose and Rebellion parte superior
Rose and Rebellion , detalle de la parte superior

Y como estos diseños tan originales y quizá poco discretos puede que no sean del gusto de todos los padres, Rose and Rebellion ha diseñado su mochilas para que sean reversibles, es decir, que se puedan llevar por la otra cara, que es totalmente lisa en color negro. De esta manera podrán llevarla varias personas, sea cual sea su preferencia o simplemente podremos cambiar de estilo sin tener que cambiar de mochila.

Rose and Rebellion reversible
La mochila Rose and Rebellion es reversible, éste es su lado liso, en color negro

La capucha de la mochila Rose and Rebellion no se puede quitar si no está en uso, de manera que podemos dejarla colgando o bien podemos llevarla por dentro del panel. Al ser tan finita no molesta y no hace falta que la doblemos sino simplemente dejarla suelta por la parte de dentro. Así la llevamos en la fotografía que se encuentra unos párrafos más arriba, en la que el niño está a la espalda.

Otra posibilidad es doblarla sobre sí misma y recoger las cintas dentro del panel, no abulta lo más mínimo. Así la llevamos en la fotografía inferior.

Mochila Rose and Rebellion delante
Mochila Rose and Rebellion delante con la capucha recogida

La capucha se sujeta a los tirantes para poder sostener la cabeza del bebé pasando una cinta por dos anillas que se encuentran colocadas a tal efecto.

Rose and Rebellion enganche capucha
Rose and Rebellion enganche capucha

Con una mochila tan fina y ligera, era de esperar otra de sus grandes virtudes: lo bien que se pliega, ocupando un mínimo espacio.

Rose and Rebellion plegada
Rose and Rebellion plegada

 

DESTACA POR

– Es una mochila portabebés ultraligera, flexible, suave. La sensación de no llevar nada es estupenda.

– Se pliega muy muy bien y es ideal para dejarla puesta mientras el niño gatea/camina, pues no nos estorba para nada.

– La amplia variedad de modelos, que abarcan a todo tipo de públicos, desde los más románticos y dulces hasta los más cañeros. Fantástica para los padres más modernos.

– El poder darle la vuelta a la mochila y llevarla en negro liso es una idea excelente para cambiar de look o simplemente para que la mochila pueda ser del gusto de todos los porteadores de la familia.

 

PODRÍA MEJORAR

– Se echa de menos un bolsillo.

– Un poquitín de acolchado en el borde de la mochila, donde el bebé apoya los muslos, sería estupendo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *