Análisis mochila portabebés Liliputi Soft Baby Carrier

Una de nuestras últimas incorporaciones a la tienda online ha sido la mochila portabebés ergonómica Liliputi Soft Baby Carrier, una mochila confeccionada en la Unión Europea con un precio muy ajustado y que ofrece a los padres un portabebé cómodo, completo y muy práctico que pueden usar hasta el final del porteo.

 

PRESENTACIÓN

Las Liliputi Soft Baby Carrier vienen presentadas en una bonita caja de cartón blando.

Liliputi Soft Baby Carrier caja
Liliputi Soft Baby Carrier caja

 

AJUSTE

Las Liliputi Soft Baby Carrier son mochilas portabebés sencillas, que podremos ajustar de manera muy intuitiva.

Simplemente tendremos que colocarnos el cinturón, situar al bebé, pasarnos los tirantes y cerrarlos a nuestra espalda para a continuación ajustar la mochila tirando de las cintas que se sitúan debajo de nuestros brazos. Como decimos, es un ajuste sencillo e intuitivo, pero podemos consultarlo con más detalle en su libro de instrucciones.

Liliputi Soft Baby Carrier panel
Liliputi Soft Baby Carrier panel

Las mochilas Liliputi Soft Baby Carrier disponen de un ajuste que nosotros consideramos muy importante: el que permite acortar o alargar el tirante en la zona donde éste se une con la parte superior de la mochila. Este ajuste nos permite separar al niño en caso de que lo necesitemos, por ejemplo, para darle el pecho, pero también llevarlo más pegado a nosotros cuando nos haga falta. Recordemos que un portabebés bien ajustado es aquel que nos permite inclinarnos sin que el niño se despegue de nosotros. Este ajuste se nota cuando los niños van pesando y muy especialmente cuando porteamos a la espalda, así como en porteadores de complexión delgada. No todas las mochilas lo llevan (por ejemplo Ergobaby o Boba no lo llevan) de modo que valoramos que Liliputi lo haya incluído en su mochila.

Liliputi Soft Baby Carrier ajuste tirantes
Liliputi Soft Baby Carrier: detalle del  ajuste que permite acortar o alargar el tirante en la zona de la clavícula

Los tirantes de la mochila Liliputi Soft Baby Carrier no están cosidos de una pieza sino que incorporan un broche (que a su vez va asegurado por un elástico). Esto permite poder desabrochar el tirante y colocarlo a nuestro gusto, por ejemplo, cruzándolos a nuestra espalda o colocando la mochila a la cadera. No son dos usos habituales en las mochilas ergonómicas pero son un punto a su favor pues le suman versatilidad.

Liliputi Soft Baby Carrier broche tirantes
Liliputi Soft Baby Carrier: detalle del broche de sus tirantes

Como puede apreciarse en la fotografía inferior, las mochilas Liliputi Soft Baby Carrier tienen un acolchado generoso en sus tirantes sin resultar excesivo, con una firmeza media que resulta agradable y cómoda incluso en porteos largos o con niños que ya pesan bastantes kilos.

Liliputi Soft Baby Carrier acolchado tirantes
Liliputi Soft Baby Carrier acolchado tirantes

En cuanto a las medidas, mide unos 30 cm de ancho en su base (teniendo en cuenta el pre-formado), medida que  aumenta hasta los 36 cm en su zona más ancha, donde el panel se une con los tirantes. Mide 40 cm de alto en la parte más elevada del panel, ya que su zona superior no es recta sino semi-circular.

 

USO

Amorosa y cómoda son dos adjetivos que se pueden aplicar a las mochilas portabebés Liliputi Soft Baby Carrier. Como podemos ver en las dos fotografías inferiores, la mochila lleva acolchado no sólo la zona donde los niños apoyan los muslos sino también todo el panel, especialmente en la parte superior, donde reposa la cabecita de los bebés.

Liliputi Soft Baby Carrier acolchado muslos
Liliputi Soft Baby Carrier: detalle del acolchado de los muslos
Liliputi Soft Baby Carrier acolchado panel
Liliputi Soft Baby Carrier: detalle del acolchado del panel

La capucha de la Liliputi Soft Baby Carrier se puede quitar y poner en función de nuestras necesidades gracias a unos snaps y velcros que quedan ocultos en la parte exterior del panel. Es un detalle que nosotros siempre consideramos interesante ya que en muchas ocasiones no vamos a utilizar la capucha, por ejemplo con bebés mayorcitos que ya no suelen dormirse, y llevar la capucha colgando afea algo la estética y si la doblamos dentro de la mochila es normal que abulte un poquito. De esta forma, si no la vamos a utilizar podemos quitarla y volverla a poner sólo cuando vayamos a darle uso.

Liliputi Soft Baby Carrier snaps capucha
Liliputi Soft Baby Carrier: snaps de la capucha

La capucha tiene forma trapezoidal, lo que permite sostener bien la cabeza del bebé dejándole espacio suficiente por los laterales. Se puede ajustar mediante elásticos aunque quizá resulte algo pequeña para bebés mayorcitos.

Liliputi Soft Baby Carrier capucha
Liliputi Soft Baby Carrier, detalle de la capucha

En el uso diario la Liliputi Baby Carrier nos ha gustado mucho. Es una mochila muy agradable, acolchada, amorosa, cómoda y suave además de estéticamente muy bonita. Se puede portear con ella durante horas, incluso con un bebé que ya va siendo mayorcito, se mueve mucho y tiene un peso considerable. Es cierto que no es una mochila ancha, de modo que quizá no sea la primera opción que recomendaríamos para bebés ya con una envergadura considerable, pero gracias a su pre-formado y la altura de su panel se puede apreciar en las fotografías que se le puede dar un uso prolongado incluso en niños de dos años o más.

Liliputi Soft Baby Carrier
Liliputi Soft Baby Carrier con bebé de 25 meses
Liliputi Soft Baby Carrier
Liliputi Soft Baby Carrier con bebé de 24 meses

Un detalle muy interesante de la mochila Liliputi es que pliega bien, en poco espacio y, además, incluye una práctica bolsita para protegerla del polvo cuando no la estamos usando y poder llevarla con facilidad, pues la bolsita además incluye un cordón que nos permitiría llevarla colgada del hombro.

Liliputi Soft Baby Carrier plegada
Liliputi Soft Baby Carrier plegada
Liliputi Soft Baby Carrier bolsa para guardar
Liliputi Soft Baby Carrier bolsa para guardar

Al igual que otras mochilas pre-formadas, la Liliputi Soft Baby Carrier incorpora una sistema de reducción que permite llevar al bebé desde los 3.5 kg. Como puede apreciarse en la fotografía inferior, se trata de una especie de pañal que permite elevar al bebé varios centímetros dentro de la mochila, permitiendo que adopte una saludable posición de ranita sin forzar la apertura de sus piernas y al tiempo que la mochila se le adapte mejor.

Liliputi Soft Baby Carrier reductor recién nacido
Liliputi Soft Baby Carrier reductor recién nacido

En las primeras semanas de vida el bebé llevaría sus piececitos por dentro de la mochila y paulatinamente iría asomándolos por los laterales de la misma.

Liliputi Soft Baby Carrier con recién nacido
Liliputi Soft Baby Carrier con recién nacido

La parte superior del reductor se puede ajustar mediante snaps, tal como apreciamos en la fotografía que mostramos a continuación.

Liliputi Soft Baby Carrier reductor broche recién nacido
Liliputi Soft Baby Carrier: snaps reductor de recién nacido

El reductor se puede quitar cuando ya no vayamos a usarlo, desabrochando los snaps superiores y el velcro de la parte inferior, tal como se muestra en la fotografía.

Liliputi Soft Baby Carrier reductor recién nacido
Liliputi Soft Baby Carrier: velcros reductor recién nacido

 

DESTACA POR

– Acolchado muy agradable en todo el panel.

– Suave y estéticamente muy bonita.

– Sencilla de ajustar.

– Puede ponerse a la cadera y pueden cruzarse los tirantes.

– Tanto la capucha como el reductor se puede quitar.

– Pliega muy bien y además trae una bolsita para poder guardarla.

 

PODRÍA MEJORAR

– Las cintas son algo ásperas así como los velcros que sirven para recoger el sobrante después de haber ajustado.

– El panel acolchado puede resultar algo caluroso.

– Capucha algo pequeña para bebés grandotes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *