Análisis mochila portabebés Ergobaby Ventus

Ergobaby, marca líder en mochilas portabebés ergonómicas, está constántemente innovando para ofrecer a los padres una amplia gama de productos que se adapten a las necesidades de cualquier tipo de familia. La mochila Ergobaby Ventus es una de las últimas mochilas portabebés que han lanzado al mercado, con el objetivo de ofrecer una mochila ergonómica cómoda y ligera que resulte fresca y bien ventilada para aquellos papás que necesitan evitar la excesiva sudoración. Y es que las mochilas Ergobaby, con un amoroso acolchado interior, resultan algo calurosas, por lo que la Ergobaby Ventus acaba con ese problema y viene a situarse como la mochila más fresca de la marca gracias a su panel totalmente ventilado y el tejido técnico especial con que está forrada por dentro tanto en el panel como en los tirantes y cinturón.

 

PRESENTACIÓN

Como todas las Ergobaby, la mochila portabebés Ergobaby Ventus se presenta en una bonita cajita de cartón duro de color blanco con un cordoncito para llevarla. Una presentación vistosa y llamativa, que está a la altura de la calidad del producto que contiene.

 

AJUSTE

La mochila Ergobaby Ventus es, ante todo, una mochila portabebés sencilla, que se ajusta con apenas tirar de las cintas que lleva bajo los brazos una vez que hemos situado al niño y cerrado en nuestra espalda la cinta que une los tirantes.

Ergobaby Ventus con bebé de 24 meses
Ergobaby Ventus con bebé de 24 meses

Si algo caracteriza a la Ergobaby Ventus es el tejido de malla que compone la mayor parte de su panel, que deja pasar el aire para una total ventilación, como podemos apreciar en la fotografía inferior.

Ergobaby Ventus por delante y por detrás
Ergobaby Ventus por delante y por detrás

A pesar de su ligereza y sencillez, la mochila Ergobaby Ventus no renuncia a los detalles. En un pequeño bolsillo cerrado con cremallera (en la fotografía se puede apreciar la zona negra con el logotipo) se pliega la capucha.

Ergobaby Ventus panel
Ergobaby Ventus panel

Una vez desplegada la capucha, podemos ampliar su ancho con los automáticos que incorpora a los lados de su panel, tal y como podemos ver en la imagen inferior.

Ergobaby Ventus detalle capucha
Ergobaby Ventus detalle capucha

Al igual que en todas las mochilas Ergobaby, los tirantes de la Ergobaby Ventus disponen de un broche que permite desabrocharlos y abrocharlos en función de nuestro gusto y necesidades. De esta manera podemos llevar la mochila con los tirantes cruzados para una mayor comodidad o ponernos a nuestro hijo a la cadera.

Ergobaby Ventus broche tirante
Ergobaby Ventus broche tirante

Los tirantes, con un acolchado fino, ligero y flexible son muy adaptables al porteador y están forrados en su parte interior con el mismo tejido que compone el panel, un tejido calado muy transpirable y de tacto suave y agradable, que no molesta ni aunque lo coloquemos directamente sobre nuestra piel (un punto importante ya que vamos a utilizar la mochila en verano, quizá con camisetas de tirantes).

Ergobaby Ventus detalle del tirante
Ergobaby Ventus detalle del tirante

En la fotografía inferior podemos ver que este tejido técnico forra también la mochila por dentro, incluso en su cinturón, lo que reduce notablemente la sudoración en las épocas más calurosas. Se puede apreciar también que el borde de la mochila, donde el bebé apoya sus muslos, está acolchado para una mayor comodidad de sus piernas.

Ergobaby Ventus interior del panel
Ergobaby Ventus interior del panel

La mochila ergonómica Ergobaby Ventus es una mochila que pliega bien, en un espacio bastante reducido, además de pesar menos que otras Ergobaby (unos 700 gramos).

Ergobaby Ventus plegada
Ergobaby Ventus plegada

 

USO

La mochila Ergobaby Ventus es una mochila que ofrece una gran comodidad y que puede usarse durante periodos de tiempo prolongados.

Ergobaby Ventus con bebé de 24 meses
Ergobaby Ventus con bebé de 24 meses

En cuanto a sus medidas, la mochila Ergobaby Ventus mide unos 34 cm de ancho, es decir, es unos 2 cm más estrecha que otras Ergobaby, además de estar menos preformada. Esto permitiría adaptarse mejor a bebés más pequeños, puesto que el gran tamaño y preformado de las Ergobaby más clásicas hace que muchos bebés de más de 7 kilos y que ya se sostienen sentados por si sólos, es decir, dentro del rango mínimo de edad recomendado, fueran aún pequeños para ellas y en muchos casos tuvieran que esperar a los 7-9 meses para poder usarlas idóneamente. Sin embargo, a pesar de ser algo más estrecha, sigue adaptándose bien a bebés más creciditos y como vemos tanto en la fotografía superior como inferior recoge bien los muslos de nuestro modelo de 2 años recién cumplidos.

El panel de la mochila Ergobaby Ventus mide 38 cm de alto, una altura que permite recoger bien la espalda del bebé al tiempo que le deja sacar los brazos, aunque hay que tener en cuenta que su corte es algo envolvente, por lo que los bebés más pequeñitos pueden tener más dificultad para sacarlos que en otras mochilas.

Ergobaby Ventus con bebé de 24 meses
Ergobaby Ventus con bebé de 24 meses

Como ocurre en la mayoría de las mochilas portabebés ergonómicas, la mochila Ergobaby Ventus tiene un soporte de hasta 20 kilos de peso, por lo que podemos llevar incluso a niños mayores de 4-5 años. Hemos estado probando la mochila con un niño de 4 años y medio y 15.5 kg con muy buenos resultados. Ciertamente el ancho de la mochila es insuficiente para su tamaño puesto que necesitaría una mochila toddler pero aún así le recoge aceptablemente bien las piernas y la espalda, resultando cómoda para el porteador.

Ergobaby Ventus con niño de 4 años
Ergobaby Ventus con niño de 4 años

DESTACA POR

– Una mochila ligera y fresca que no renuncia a la comodidad.

– A pesar de su tejido técnico, acrílico, es suave al tacto y resulta agradable tanto en aspecto como en uso.

– Más sencilla que otras Ergobaby, se pliega mejor y pesa menos, además de abultar menos durante el uso, ya que carece del característico bolsillo de la marca y sus tirantes no tienen un acolchado tan grueso.

– A pesar de integrar una malla calada en su panel, es decir, un tejido técnico y quizá poco vistoso, Ergobaby ha conseguido crear una mochila estéticamente bonita que puede gustar tanto a los papás como a las mamás.

– Gracias a su tejido la mochila transpira muy bien, reduciendo la sudoración. La mochila seca muy rápido por lo que es ideal para las familias más activas.

 

PODRÍA MEJORAR

– Se echa de menos un bolsillo donde llevar al menos unas llaves o un móvil.

– La capucha puede resultar algo grande para bebés pequeños, ya que no se puede ajustar.

– Sería de agradecer que la capucha se pudiera quitar cuando no está en uso, pues por bien que la pleguemos dentro de su bolsillo es inevitable que abulte un poco.

– Como todas las Ergobaby, carece de ajuste en los tirantes que permita acortarlos o alargarlos en la zona donde estos se unen con la parte superior de la mochila según nuestras necesidades, algo que aporta mayor comodidad, especialmente con bebés que ya van pesando y sobre todo si porteamos a la espalda. No obstante, esta zona de los tirantes en la Ergobaby Ventus es algo más corta que en otras mochilas Ergobaby por lo que se minimiza la carencia de este ajuste.

2 thoughts on “Análisis mochila portabebés Ergobaby Ventus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *