Análisis mochila portabebés African Baby Carrier

La mochila African Baby Carrier, conocida coloquialmente como mochila ABC para acortar su nombre, es una mochila algo diferente al resto de mochilas ergonómicas del mercado. Confeccionada en Sudáfrica de manera artesanal en condiciones de comercio justo, ofrece una mochila portabebés sencilla y ligera para usar desde los seis meses aproximadamente y con posibilidad de ampliar su panel en ancho y alto una vez que nuestro bebé haya crecido.

 

PRESENTACIÓN

La mochila African Baby Carrier es una mochila sencilla y eso queda claro desde su presentación, pues no incluye embalaje sino que se comercializa directamente en su bolsa para transporte, que resulta muy práctica gracias a su asa que permite colgarla del hombro o llevarla cruzada.

African Baby Carrier en su bolsa de transporte
African Baby Carrier en su bolsa de transporte

 

AJUSTE

La African Baby Carrier es una mochila sencilla de ajustar, sin perder por ello detalles importantes como permitir acortar o alargar los tirantes en la zona donde éstos se unen con la parte superior de la mochila, tal como puede apreciarse en las fotografías.

African Baby Carrier ajuste tirantes
African Baby Carrier detalle del ajuste tirantes
African Baby Carrier ajuste tirantes
African Baby Carrier: detalle del ajuste de los tirantes

Los tirantes tienen un grosor medio y tienen un acolchado muy firme, que quizá peca de algo rígido.

African Baby Carrier grosor tirantes
African Baby Carrier: detalla del grosor de los tirantes

En estas anillas que se observan en la fotografía es donde se sujeta la capucha, por medio de unas cintas con velcro que tiene ésta.

La mochila African Baby Carrier tiene un cinturón firme y ancho, de hasta 16 cm, por lo que proporciona un soporte muy cómodo.

 

USO

La mochila portabebés African Baby Carrier es una mochila pensada para usar desde los 5-6 meses de edad, dependiendo siempre del desarrollo del bebé. Mide unos 34.5 cm de ancho y unos 38 cm de alto.

Si por algo destaca la mochila portabebés ABC es por ser capaz de ampliar su base en varios centímetros tanto de alto como de ancho para favorecer una mejor posición y comodidad una vez que los bebés han crecido. En un artículo anterior ya os explicamos cómo ampliar el panel de la mochila African Baby Carrier pero por tratarse de una característica fundamental de la mochila lo explicaremos aquí de nuevo.

La mochila lleva una cremallera en la base de su panel, justo donde éste se une con el cinturón, tal como puede verse en la fotografía inferior, tomada con otro modelo en el que destaca más la cremallera para que podáis apreciarlo mejor.

African Baby Carrier
African Baby Carrier: frontal de la mochila sin ampliar el panel

 

En la siguiente fotografía podemos observar dónde se encuentra ubicada la pieza de tela que nos servirá para ampliar el ancho y el alto de la mochila cuando nuestro bebé haya crecido y necesitemos ampliarla. Esta pieza de tela queda doblada cuando llevamos la cremallera cerrada sin que nos moleste para nada.

 

African Baby Carrier interior mochila
African Baby Carrier: detalle del interior del panel cuando no está ampliado

 

Cuando descorremos la cremallera automáticamente añadimos esa pieza de tela al cuerpo de la mochila, pieza que mide aproximadamente 10 centímetros de alto y 7 centímetros de ancho (por cada lado).

 

African Baby Carrier panel desplegado
African Baby Carrier: detalle de la mochila con la pieza de tela que amplía el panel

 

De esta manera, las medidas de la mochila ABC pasan a ser de unos 47 cm de ancho y 46 cm de alto, es decir, en teoría se convertiría en una mochila toddler, en la que podremos llevar cómodamente a nuestros hijos por mucho más tiempo.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que por la forma que hace esa pieza de tela que incorporamos, que se une al cuerpo de la mochila casi en diagonal, la ampliación en la práctica es bastante inferior a lo que podríamos pensar. Midiendo en un plano práctico, no tanto justo en la base sino a media altura de la ampliación, la ABC con la cremallera abierta mide unos 37-38 cm de ancho, es decir, que lo que ganamos son unos 3-4 centímetros en total, no llegaría ni a 2 cm por cada lado del panel.

Donde más diferencia notaremos será en el alto de la mochila aunque también hay que considerar en este punto que al estar muy poco pre-formada la mochila gran parte de esta ampliación lo que hace es mejorar el asiento para el culete del bebé, ya grandote.

Una vez esa pieza adicional se integra en el panel estándar de la mochila ésta conservaría sus medidas tal cual por lo que no puede compararse con las dimensiones de una mochila como la Tula Toddler, que verdaderamente ofrece un asiento bastante más ancho y alto en el que sí que podremos llevar a nuestros hijos hasta los 4-5 años con un excelente soporte de sus muslos y espalda.

Todo esto se ve mejor en fotografías tomadas con bebés reales como las que os mostramos a continuación:

– En la fotografía inferior vemos cómo le queda la mochila African Baby Carrier con la cremallera cerrada a un bebé de 25 meses y complexión pequeña, en torno a unos 11 kilos de peso y 86 cm de alto. Vemos que con la cremallera cerrada el panel de la mochila le ofrece un buen soporte de su espalda, llegándole por debajo de los brazos, pero en cambio de muslo ya le queda bastante corta, dejándole prácticamente media pierna fuera.

African Baby Carrier con bebé de 2 años con cremallera cerrada

 

En la siguiente fotografía podemos ver a éste mismo bebé en la mochila con la cremallera desplegada. El panel le sube más; si no hubiera sacado los brazos le llegaría prácticamente hasta el comienzo de la nuca, pero gracias a la flexibilidad de su tejido sigue pudiendo sacarlos con comodidad. En cambio, no notamos una gran diferencia en cuanto al soporte de sus muslos.

African Baby Carrier con bebé de 2 años con cremallera abierta

Si observamos la fotografía con detenimiento veremos como en la parte inferior de sus piernas sí se aprecia que existe más tejido, quizá un par de centímetros más, pero que dada la forma diagonal en la que esa extensión se integra en el panel esa ampliación se pierde enseguida.

Algo que se aprecia con facilidad al comparar ambas fotografías es cómo esta extensión favorece que el culete del bebé quede mejor asentado, más redondeado y sin aplanarle tanto como en la fotografía superior. El bebé está más cómodo con la ampliación extendida y su posición es más saludable.

 

Por último, hemos tomado una fotografía con un niño de 4 años y medio, 16 kilos y 106 cm. A pesar de tener la cremallera descorrida, la African Baby Carrier apenas le cubre la mitad de la espalda y le deja prácticamente tres cuartas partes del muslo fuera por lo que no sería la mochila más indicada para un niño de su edad y medidas aunque por soporte podría viajar en ella perfectamente pues alcanzaría hasta unos 25 kilos de peso.

African Baby Carrier con niño de 4 años

En cuanto a los detalles que incorpora la mochila, un punto a favor de la African Baby Carrier es el bolsillo que lleva en la parte exterior de su panel. Cierra con cremallera en uno de los laterales y nos permite llevar unos pañales y un pequeño paquete de toallitas. No es un gran bolsillo que nos permita llevar muchísimas cosas, además hay que recordar que no es conveniente poner ningún objeto que abulte o que pueda clavarse en la espalda del niño dada la zona donde está colocado, pero sí que nos puede permitir salir de casa sin necesidad de llevar nuestro propio bolso.

African Baby Carrier bolsillo
African Baby Carrier: detalle del bolsillo

La capucha de la African Baby Carrier se puede regular en altura gracias a las cintas que se aprecian en la fotografía inferior.

African Baby Carrier capucha
African Baby Carrier: detalle de las cintas que regulan la capucha

Gracias a estas cintas se puede cubrir la cabeza incluso de bebés mayores ya que permite elevarla y cubrir mayor superficie a pesar de que la capucha en sí no tiene un gran tamaño como la de otras mochilas, por ejemplo las Ergobaby.

African Baby Carrier capucha
African Baby Carrier capucha

La capucha de la African Baby Carrier no se puede quitar pero si se puede enrollar sobre si misma y sujetarla por medio de unos elásticos que incorpora, tal como la llevamos en las fotografías superiores en las que se ve la mochila en uso con nuestros hijos.

Un detalle interesante de la mochila African Baby Carrier es el monedero que lleva en su cinturón. Cierra con cremallera y se sujeta al cinturón con un velcro. Nos permite llevar unas monedas, unas llaves… Objetos que serían molestos de llevar en el bolsillo del panel, además de proporcionarnos un extra de capacidad para la mochila.

African Baby Carrier monedero
African Baby Carrier: detalle del monedero

Por último, un detalle en el que siempre nos fijamos en las mochilas portabebés es qué tal pliegan. La African Baby Carrier es una mochila ligera y poco acolchada que pliega de una forma muy plana, lo que nos permite guardarla en poco espacio y sin que nos pese mucho. Gracias a la bolsa que trae es posible transportarla con facilidad

African Baby Carrier plegada
African Baby Carrier plegada
African Baby Carrier dentro de la bolsa
African Baby Carrier dentro de la bolsa

 

DESTACA POR

– Se confecciona en condiciones de comercio justo en Sudáfrica, es decir, con un método de fabricación respetuoso y artesanal.

– Es una mochila práctica, que se pliega bien y se transporta fácilmente.

– Permite ampliarla, sobre todo en alto, cuando nuestro bebé haya crecido.

– Tiene un precio ajustado.

 

PODRÍA MEJORAR

– El sistema de ampliación es una buena idea pero necesita perfeccionarse para poder adaptarse realmente a un tamaño toddler.

– La cintas de la mochila resultan algo ásperas.

– La impresión general de la mochila es algo “basta”, no es una mochila especialmente suave o amorosa. Hay que tener en cuenta que su tejido tiene “grano”, es decir, al tratarse de loneta de algodón se puede ver la trama del tejido, no es un tejido liso completamente.

4 thoughts on “Análisis mochila portabebés African Baby Carrier

  1. Holita! Estos son los.modelos nuevos. Creo que existe una que quizá se llame Original, será antigua, y quizá no sea evolutiva, no? Qué hay de esa mochila? Nada es buena? Se diferencia mucho de los.modelos.modernos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *